APARTADOS:
Pórtico
Ubicación
Horario
Historia
Sacerdotes
Grupos

Cooperadoras de la familia

Arciprestazgo
Materiales
Revistilla
Varios
Enlaces
 
Parroquia de Nuestra Señora del Pilar de Campamento (Madrid)
Avisos técnicos:
 
>Para desplazarse por las páginas usar los botones de "Apartados".   
 
>Para volver al inicio de cada página, pulsar "Control+Inicio".
 
>Para descargar un archivo, pulsar el botón izquierdo del ratón sobre el enlace que lo abre, y elegir "Guardar como".
 
LEGIÓN DE MARÍA

 

 

 

 

Nos reunimos los JUEVES de 17:30 a 19:00
(Sala nº 5)
 

 

La Legión de María es una asociación de católicos con la aprobación eclesiástica, que tiene como fin la gloria de Dios por medio de la santificación personal de sus propios miembros mediante la oración y la colaboración activa en el apostolado, siempre bajo la dirección de la Jerarquía eclesiástica.

 

La Legión de María fue fundada en Dublín (Irlanda) el 7 de septiembre de 1921 por Frank Duff, que se ocupó de su extensión por el mundo con heroica dedicación. Asistió al Concilio Vaticano II como observador seglar.

 

Toma su nombre de las legiones romanas, las cuales, todavía hoy, son consideradas como ejemplo de lealtad, valor y disciplina voluntariamente aceptada.

 

Cada grupo parroquial tiene su propio director espiritual, que, en nuestro caso, es D. Eduardo.

 

A las reuniones puede asistir todo el que quiera conocernos. Será bien recibido.

 

Nuestro grupo parroquial tiene veinticuatro años de existencia, y todavía hay personas en él que lo están desde su inicio. Otras ya han partido para la casa del Padre.

 

A la Legión de María puede pertenecer toda aquella persona católica que practique fielmente su religión y desee ser útil a la Iglesia y a la sociedad, y que esté dispuesta a cumplir las normas funcionales de la asociación.

 

¿Qué hacemos?

 

Nos reunimos semanalmente para rezar juntos, evaluar los trabajos realizados durante la semana y asignar los nuevos para la siguiente, siguiendo un esquema de reunión preestablecido:

 

1º. Oración: Invocación al Espíritu Santo y rezo del Santo Rosario.

 

2º. Lectura espiritual sobre el Manual del Legionario.

 

3º. Lectura del acta de la reunión anterior.

 

4º. Registro de asistencia de miembros (socios) y visitantes.

 

5º. Oraciones.

 

6º. Locutio: Charla del director espiritual sobre el tema de la lectura.

 

7º. Informe del trabajo realizado por los socios durante la semana.

 

8º. Unos minutos de tema de estudio (dialogado entre todos).

 

9º. Asignación de nuevos trabajos para la semana siguiente.

 

10º. Últimas oraciones y bendición del sacerdote.

 

Trabajos: Siempre se realizan de dos en dos.

 

· Catequesis de niños, jóvenes y adultos.

 

· Visita a hogares de la parroquia.

 

· Atención a enfermos, ancianos y marginados.

 

· Acción en lugares de drogadicción, prostitución y cárcel.

 

· Formación de jóvenes.

 

· Promoción integral de la comunidad social.

 

· Trabajos extraordinarios: Contacto con jóvenes en sus lugares de encuentro.

 

· Etc. (Todo lo que la Jerarquía disponga.)

 

¿Por qué lo hacemos?

 

Porque sentimos la necesidad de cumplir el mandato del Señor: Id y sed mis testigos... Tarea difícil, pero que, en compañía de María, a quien todo legionario quiere intensamente, y a la que nos consagramos y ofrecemos nuestro trabajo semanal, todo se nos hace más llevadero. Más aún en este Año de la Fe en que Madrid entero está en Misión, y donde se nos invita a salir a la calle a todos los creyentes con nueva ilusión y nuevo ardor para que surja una renovación de la vida cristiana en todos.

 

Casa central:

 

c/ Farmacia, nº 6; 28004 Madrid. Teléfono: 91 531 22 97


Reseñas:

 

Todos los papas, desde su fundación, han alabado y bendecido a la Legión de María (Legio Mariae):

 

Pío XI (16 de septiembre de 1933): "Bendecimos muy particularmente a esta hermosa y Santa obra: La Legión de María, su nombre ya dice bastante. La imagen de María Inmaculada es un estandarte que representa cosas santas y sublimes."

 

Pío XII (22 de julio de 1953, al fundador Frank Duff): "Por mandato augusto del Santo Padre, tengo el honor de comunicar un mensaje de saludo y estímulo a la Legión de María, fundada hace unos treita años, sobre el fértil suelo de la católica Irlanda...". Fue extensa su alocución y terminó invocando la intercesión de María sobre sus legionarios de todo el mundo, a los directores espirituales y a todos los socios activos y auxiliares con la bendición apostólica.

 

Juan XXIII (19 de marzo de 1960): "La Legión de María muestra el verdadero rostro de la Iglesia Católica." "A los oficiales y socios de la Legión de María en todo el mundo, en señal de nuestro afecto paternal y en prenda de frutos espirituales, cada vez más abundantes para su laudable obra, impartimos una bendición apostólica y particular."

 

Pablo VI (6 de enero de 1965). Se dirige también al fundador de la Legión de María con una carta muy afectuosa, con grandes elogios a la asociación, y al final termina con lo siguiente: "Confiando las diversas clases de sus miembros a la maternal protección de Nuestra Señora. El soberano pontífice otorga afectuosamente a Vd. y a cada uno de sus legionarios, sus directores y sus actividades, su especial y paternal Bendición Apostólica."

 

Juan Pablo II (30 de octubre de 1982, a un grupo de legionarios): "Mis predecesores, a partir de Pío XI, han dirigido a la Legión de María palabras de estima, y yo mismo, el 10 de mayo de 1979, al recibir por vez primera a una delegación vuestra, recordaba con viva complacencia las ocasiones que tuve anteriormente de estar en contacto con la Legión, en París, en Bélgica, en Polonia y, luego, como obispo de Roma, durante mis visitas pastorales a las parroquias de la ciudad..." "Vuestra espiritualidad es eminentemente mariana, no sólo porque la Legión de gloría de llevar como bandera desplegada el nombre de María, sino sobre todo porque basa su método de espiritualidad y de apostolado en el principio dinámico de la unión con María, en la verdad de la íntima participación de la Virgen Madre en el plan de la salvación. En otras palabras, tratáis de prestar vuestro servicio a cada uno de los hombres que son imagen de Cristo, con el espíritu y la solicitud de María."