APARTADOS:
Pórtico
Ubicación
Horario
Historia
Sacerdotes
Grupos

Cooperadoras de la familia

Arciprestazgo
Materiales
Revistilla
Varios
Enlaces
 
Parroquia de Nuestra Señora del Pilar de Campamento (Madrid)
Avisos técnicos:
 
>Para desplazarse por las páginas usar los botones de "Apartados".   
 
>Para volver al inicio de cada página, pulsar "Control+Inicio".
 
>Para descargar un archivo, pulsar el botón izquierdo del ratón sobre el enlace que lo abre, y elegir "Guardar como".

 

MISA JUVENIL
(en honor y gloria de la Santísima Trinidad)
Op. 13

(Los archivos midi se abren en ventana aparte,
posibilitando poder ver la letra mientras se escucha la música.
Como la ejecución de dichos archivos depende del reproductor,
ésta puede verse afectada y resultar irregular, defectuosa o imprecisa.)



                          Título                                                                          Duración   

 

01 (Op.13.00).- Llamada a la celebración (Campana de Kyrie). 1’ 47’’

      (versión para campanas y percusión del Op.13.03)

02 (Op.13.01).- Por la señal de la Santa Cruz.                            4’ 16’’

      (texto: La señal de la cruz, salmos 95(94), 100(99) y 67(66), y gloria al Padre) 

03.- Salutación inicial.                                      [0’ 24’’]

      (texto litúrgico sin música)

04 (Op.13.02).- Confesión general (Confíteor).                          1’ 23’’

      (texto litúrgico)

05 (Op.13.03).- Invocaciones (Kyrie).                                         0’ 43’’

      (texto litúrgico)

06 (Op.13.04).- Canto del Gloria (Gloria).                                  3’ 25’’

      (texto litúrgico) 

07 (Op.13-05).- Oración colecta.                                                 0’ 47’’

      (texto litúrgico recitado sobre vocalización)

08.- Primera lectura.                                        [1’ 50’’]

       (texto litúrgico sin música)

09 (Op.13.06-I).- Te alabamos, Señor (I).                                    0’ 22’’

      (texto litúrgico)

10.- Salmo.                                                       [1’ 30’’]

       (texto litúrgico sin música)

11.- Segunda lectura.                                       [0’ 56’’]

       (texto litúrgico sin música)

12 (Op.13.06-II).- Te alabamos, Señor (II).                                  0’ 22’’

      (texto litúrgico)

13 (Op.13.07).- Aleluya: No sólo de pan vive el hombre.              2’ 34’’

       (recopilación de textos litúrgicos)

14.- Evangelio.                                                  [1’ 11’’]

       (texto litúrgico sin música)

15 (Op.13.08).- Gloria a ti, Señor Jesús.                                     1’ 35’’

         (recopilación de textos litúrgicos)

16.- Homilía.                                                     [3’]

       (Ad libitum del Oficiante)

17 (Op.13.09).- Credo Apostólico.                                               3’ 23’’

      (texto litúrgico)

18 (Op.13.10).- Oración de los fieles.                                          3’ 33’’

       (textos litúrgicos con adaptaciones del autor)

19 (Op.13.11).- Ofrenda de los niños.                                         1’ 26’’

      (texto del autor)

20 (Op.13.12).- Bendito seas, por siempre, Señor.                     2’ 05’’

      (texto litúrgico y vocalización)

21 (Op.13.13).- Oración sobre las ofrendas.                               1’ 32’’

      (texto litúrgico y vocalización)

22.- Plegaria eucarística (Prefacio).                [1’ 20’’]

       (texto litúrgico sin música)

23 (Op.13.14).- Santo de las campanas (Sanctus).                     0’ 54’’

       (texto litúrgico)

24.- Plegaria eucarística (Canon-III).              [2’ 32’’]

      (texto litúrgico sin música)

25 (Op.13.15).- Aclamaciones.                                                    2’ 35’’

       (recopilación de los tres textos litúrgicos)

26.- Plegaria eucarística (Conclusión-III).       [2’ 27’’]

      (texto litúrgico sin música)

27 (Op.13.16).- Elevación mayor.                                                0’ 37’’

       (texto litúrgico recitado sobre vocalización)

28.- Monición al Padrenuestro.                        [0’ 08’’]

      (texto litúrgico sin música)

29 (Op.13.17).- Oración del Señor (Pater Noster).                     2’ 20’’

      (texto litúrgico con recitado sobre vocalización que se prologa hasta
        el "amén" del rito de l paz, pero puede acortarse)

30.- Salutación de la paz.                                 [0’ 09’’]

      (texto litúrgico sin música)

31 (Op.13.18).- Señor, llena de paz.                                           0’ 56’’

       (texto del autor)

32 (Op.13.19).- Cordero de Dios (Agnus Dei).                            1’ 56’’

       (texto litúrgico)

33.- Elevación menor.                                       [0’ 12’’]

      (texto litúrgico sin música) 

34 (Op.13.20).- Señor, no soy digno.                                          0’ 58’’

      (texto litúrgico)

35 (Op.13.21).- Cuerpo y Sangre de Cristo.                                1’ 30’’

      (texto del autor)

36 (Op.13.22).- Credo Nicenoconstantinipolitano.                     4’ 37’’

      (texto litúrgico)

37 (Op.13.23).- Grandes y maravillosas son tus obras, Señor . 4’ 08’’

      (texto: Cánticos de Vísperas [Ap 15, 3 y Flp 2, 6-11])

38.- Salutación final.                                        [0’ 06’’]

      (texto litúrgico sin música)

39 (Op.13.24).- Amén: Demos gracias a Dios.                            3’ 50’’

      (texto: litúrgico, Nunc dimittis [Lc 2, 29-32]
        y síntesis de indicaciones evangélicas)

40 (Op.13.25).- El ángelus.                                                          4’ 49’’

      (texto común, precedido de la declamación:
        "María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad")         ______________________

                                                                                    73 40’’

(1 de marzo de 1999 a 26 de mayo de 2001)



01. LLAMADA A LA CELEBRACIÓN  [midi]

 

(Campanas de Kyrie)
[Música sin texto.]

 

02. POR LA SEÑAL DE LA SANTA CRUZ  [midi]

 

Por la señal de la Santa Cruz

de nuestros enemigos

líbranos, Señor, Dios nuestro.

 

Venid, aclamemos al Señor,

demos vítores a la Roca que nos salva;

entremos a su presencia dándole gracias,

aclamándolo con cantos.

entremos a su presencia dándole gracias,

aclamándolo con cantos,

aclamándolo con cantos.

 

Por la señal de la Santa Cruz

de nuestros enemigos

líbranos, Señor, Dios nuestro.

 

Aclama al Señor tierra entera,

servid al Señor con alegría,

entrad en su presencia con vítores.

Sabed que el Señor es Dios:

que él nos hizo y somos suyos,

su pueblo y ovejas de su rebaño,

su pueblo y ovejas de su rebaño.

 

Por la señal de la Santa Cruz

de nuestros enemigos

líbranos, Señor, Dios nuestro.

 

Entrad por sus puertas con acción de gracias,

por sus atrios con himnos,

dándole gracias y bendiciendo su nombre:

“El Señor es bueno,

su misericordia es eterna,

su fidelidad por todas las edades,

por todas las edades.”

 

Por la señal de la Santa Cruz

de nuestros enemigos

líbranos, Señor, Dios nuestro.

 

Oh Dios que te alaben los pueblos,

que todos los pueblos te alaben.

Que canten de alegría las naciones,

porque riges al mundo con justicia,

riges los pueblos con rectitud

y gobiernas las naciones,

las naciones de la tierra.

 

Por la señal de la Santa Cruz

de nuestros enemigos

líbranos, Señor, Dios nuestro.

 

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Como era en el principio ahora y siempre,

por los siglos de los siglos.

Como era en el principio ahora y siempre,

por los siglos de los siglos.

por los siglos de los siglos.

 

Por la señal de la Santa Cruz

de nuestros enemigos

líbranos, Señor, Dios nuestro.

 

  Oficiante:   En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo.

 

Amén, amén.

 

 

03. SALUTACIÓN INICIAL

 

  Oficiante:   El Señor esté con vosotros.

 

  Pueblo:      Y con tu espíritu.

 

  Oficiante:   Bendito sea Dios Padre

 y el Hijo unigénito de Dios y el Espíritu Santo,

         porque ha tenido misericordia de nosotros.

 

         Hermanos: Para celebrar dignamente estos sagrados misterios,

         reconozcamos nuestros pecados.

 

 

04. CONFESIÓN GENERAL (CONFÍTEOR)  [midi]

 

Yo confieso ante Dios todopoderoso

y ante vosotros, hermanos,

que he pecado mucho de pensamiento,

palabra, obra y omisión.

Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.

Por eso ruego a santa María, siempre Virgen,

a los ángeles, a los santos y a vosotros, hermanos,

que intercedáis por mí ante Dios, nuestro Señor.

 

  Oficiante:   Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros,

         perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna.

 

Amén, amén, amén.

Amén, amén, amén.

 

 

05. INVOCACIONES (KYRIE)  [midi]

 

Señor, ten piedad.

Señor, ten piedad.

Señor, ten piedad.

 

Cristo, ten piedad.

Cristo, ten piedad.

Cristo, ten piedad.

 

Señor, ten piedad.

Señor, ten piedad.

Señor, ten piedad.

 

 

06. CANTO DEL GLORIA (GLORIA)  [midi]

 

Gloria, gloria, gloria.

Gloria, gloria, gloria.

 

Gloria a Dios en el cielo,

y en la tierra paz a los hombres

que ama el Señor.

 

Gloria, gloria, gloria.

 

Por tu inmensa gloria te alabamos,

te bendecimos, te adoramos,

te glorificamos, te damos gracias,

Señor Dios, Rey celestial,

Dios Padre todopoderoso.

 

Gloria, gloria, gloria.

 

Señor, Hijo único, Jesucristo.

Señor Dios, Cordero de Dios, Hijo del Padre;

tú que quitas el pecado del mundo,

-Gloria, gloria,-

ten piedad de nosotros;

-gloria,-

tú que quitas el pecado del mundo,

-gloria, gloria.-

atiende nuestra súplica;

tú que estás sentado a la derecha del Padre,

ten piedad de nosotros;

 

Gloria, gloria, gloria.

 

Porque sólo tú eres Santo, sólo tú Señor,

sólo tú Altísimo, Jesucristo,

con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre,

-Gloria, gloria,-

con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre,

-gloria, gloria,-

con el Espíritu Santo en la gloria de Dios Padre.

 

Gloria, gloria, gloria.

 

Amén, amén, amén.

Amén, amén, amén, amén.

 

 

07. ORACIÓN COLECTA  [midi]

 

  Oficiante:   Oremos:

         Dios, Padre todopoderoso, que has enviado al mundo

         la Palabra de la verdad y el Espíritu de la santificación

         para revelar a los hombres tu admirable misterio;

         concédenos profesar la fe verdadera,

         conocer la gloria de la eterna Trinidad

         y adorar su unidad todopoderosa.

         Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo,

         que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo

         y es Dios por los siglos de los siglos.

 

Amén, amén.

Amén.

 

 

08. PRIMERA LECTURA

 

  Lector:       LECTURA DEL LIBRO DEL DEUTERONOMIO (4, 32-34.39-40)

 

Moisés habló al pueblo, diciendo: «Pregunta a los tiempos antiguos, que te han precedido, desde el día en que Dios creó al hombre sobre la tierra; pregunta desde un extremo al otro del cielo, ¿sucedió jamás algo tan grande como esto o se oyó cosa semejante? ¿Escuchó algún pueblo, como tú has escuchado, la voz de Dios, hablando desde el fuego, y ha sobrevivido? ¿Intentó jamás algún dios venir a escogerse una nación entre las otras mediante pruebas, signos, prodigios y guerra y con mano fuerte y brazo poderoso, con terribles portentos, como todo lo que hizo el Señor, vuestro Dios, con vosotros en Egipto, ante vuestros ojos? Así pues, reconoce hoy, y medita en tu corazón, que el Señor es el único Dios allá arriba en el cielo y aquí abajo en la tierra; no hay otro. Observa los mandatos y preceptos que yo te prescribo hoy, para que seas feliz, tú y tus hijos, después de ti, y se prolonguen tus días en el suelo que el Señor, tu Dios, te da para siempre».

 

 

09. TE ALABAMOS, SEÑOR  [midi]

 

  Lector:       Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

Te alabamos, Señor.

Te alabamos, te alabamos, Señor.

 

 

10. SALMO

 

  Salmista:    Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad.

 

  Pueblo:       Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad.

 

  Salmista:    La palabra del Señor es sincera,

           y todas sus acciones son leales;

           él ama la justicia y el derecho,

           y su misericordia llena la tierra.

 

  Pueblo:       Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad.

 

  Salmista:    La palabra del Señor hizo el cielo,

           el aliento de su boca, sus ejércitos,

           porque él lo dijo y existió,

           él lo mandó, y todo fue creado.

 

  Pueblo:      Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad.

 

  Salmista:         Los ojos del Señor están puestos en quien lo teme,

           en los que esperan en su misericordia,

           para librar sus vidas de la muerte

           y reanimarlos en tiempo de hambre.

 

  Pueblo:      Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad.

 

  Salmista:    Nosotros aguardamos al Señor:

           él es nuestro auxilio y escudo;

           que tu misericordia, Señor, venga sobre nosotros,

           como lo esperamos de ti.

 

  Pueblo:       Dichoso el pueblo que el Señor se escogió como heredad.

 

 

11. SEGUNDA LECTURA

 

  Lector:       LECTURA DE LA CARTA DEL APÓSTOL SAN PABLO

                   A LOS ROMANOS (8,14-17)

 

Hermanos: «Cuantos se dejan llevar por el Espíritu de Dios, esos son hijos de Dios. Pues no habéis recibido un espíritu de esclavitud, para recaer en el temor, sino que habéis recibido un Espíritu de hijos de adopción, en el que clamamos: “¡Abba, Padre!”. Ese mismo Espíritu da testimonio a nuestro espíritu de que somos hijos de Dios; y, si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo; de modo que, si sufrimos con él, seremos también glorificados con él».

 

 

12. TE ALABAMOS, SEÑOR  [midi]

 

  Lector:       Palabra de Dios.

 

Te alabamos, Señor.

Te alabamos, Señor.

Te alabamos, te alabamos, Señor.

 

 

13. ALELUYA: NO SÓLO DE PAN VIVE EL HOMBRE  [midi]

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Aleluya, aleluya, aleluya.

 

No sólo de pan vive el hombre

sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

La palabra del Señor permanece para siempre

y esa palabra es el Evangelio que os anunciamos.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Aleluya, aleluya, aleluya.

 

declama:         Gloria al Padre, y al Hijo y al Espíritu Santo.

         Al Dios que es, al que era y al que ha de venir.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Aleluya, aleluya, aleluya.

 

Habla, Señor, que tu siervo escucha;

Tú tienes palabras de vida eterna.

Señor, enséñame tu camino.

Guíame, Señor, por la senda llana.

 

Aleluya, aleluya, aleluya.

Aleluya, aleluya, aleluya.

 

 

14. EVANGELIO

 

  Oficiante:    El Señor esté con vosotros.

 

  Pueblo:       Y con tu espíritu.

 

  Oficiante:    LECTURA DEL SANTO EVANGELIO
                    SEGÚN SAN MATEO
(28,16-20)

 

  Pueblo:       Gloria a ti, Señor.

 

  Oficiante:

En aquel tiempo «los once discípulos se fueron a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Al verlo, ellos se postraron, pero algunos dudaron. Acercándose a ellos, Jesús les dijo: “Se me ha dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todos los pueblos, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo; y enseñándoles a guardar todo lo que os he mandado. Y sabed que yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin de los tiempos”.»

 

 

15. GLORIA A TI, SEÑOR JESÚS  [midi]

 

  Oficiante:    Palabra del Señor.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Gloria, gloria,

gloria a ti, Señor Jesús.

 

Tu palabra, Señor, es la verdad,

y tu ley nuestra libertad.

Tu palabra, Señor, permanece por los siglos.

Tu palabra, Señor, es lámpara

que alumbra nuestros pasos.

Gloria y honor a ti, Señor Jesús.

Gloria y honor a ti, Señor Jesús.

 

Gloria a ti, Señor Jesús.

Gloria a ti, Señor Jesús.

Gloria, gloria,

gloria a ti, Señor Jesús.

 

 

16. HOMILÍA

 

  Oficiante:    (Ad limitum, procurando no sobrepasar los tres minutos)

 

 

17. CREDO APOSTÓLICO  [midi]

 

Creo. Creo. Creo. Creo.

 

Creo en Dios, Padre todopoderoso,

Creador del cielo y de la tierra.

 

Creo. Creo. Creo.

 

Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor.

Que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo.

 

Creo. Creo. Creo.

 

Nació de santa María Virgen,

nació de santa María Virgen.

 

Creo. Creo. Creo.

 

Padeció bajo el poder de Poncio Pilato,

fue crucificado, muerto y sepultado,

descendió a los infiernos,

al tercer día resucitó de entre los muertos.

 

Creo. Creo. Creo.

 

Subió a los cielos

y está sentado a la derecha de Dios,

Padre todopoderoso.

Desde allí ha de venir

a juzgar a vivos y muertos.

 

Creo. Creo. Creo.

 

Creo en el Espíritu Santo,

la santa Iglesia católica,

la comunión de los santos,

el perdón de los pecados,

la resurrección de la carne

y la vida eterna.

 

Creo. Creo. Creo.

 

Amén. Amén. Amén.

 

 

18. ORACIÓN DE LOS FIELES  [midi]

 

(Oh, Señor; oh, Señor, te rogamos, óyenos; te rogamos, óyenos.)

 

  Oficiante:    Oremos, hermanos, por los hombres y sus necesidades,

         a fin de que a nadie le falte la ayuda de nuestra caridad.

 

  Monitor:      Por la Iglesia santa de Dios, para que el Señor le dé la paz,

         la mantenga en la unidad y la proteja por toda la tierra:

         Roguemos al Señor.

 

Te rogamos, óyenos. Te rogamos óyenos.

Te rogamos, te rogamos, te rogamos, óyenos.

 

(Oh, Señor; oh, Señor, te rogamos, óyenos; te rogamos, óyenos.)

 

  Monitor:      Por el Santo Padre el Papa,

         por nuestro obispo y todos los obispos, presbíteros y diáconos,

         y por todos los miembros del pueblo santo de Dios,

         para que el Señor nos conceda a todos

         una vida confiada y serena para gloria de Dios Padre:

         Roguemos al Señor.

 

Te rogamos, óyenos. Te rogamos óyenos.

Te rogamos, te rogamos, te rogamos, óyenos.

 

(Oh, Señor; oh, Señor, te rogamos, óyenos; te rogamos, óyenos.)

 

  Monitor:      Por todos los cristianos que no están en comunión,

         y por todos aquellos que no creen en Cristo o no creen en Dios,

         para que iluminados por el Espíritu Santo,

         encuentren también ellos el camino de la salvación:

         Roguemos al Señor.

 

Te rogamos, óyenos. Te rogamos óyenos.

Te rogamos, te rogamos, te rogamos, óyenos.

 

(Oh, Señor; oh, Señor, te rogamos, óyenos; te rogamos, óyenos.)

 

  Monitor:     Por los responsables del gobierno de todas las naciones,

         para que Dios nuestro Señor, según sus designios,

         les guíe en sus pensamientos y decisiones

         hacia la paz y libertad de todos los hombres:

         Roguemos al Señor.

 

Te rogamos, óyenos. Te rogamos óyenos.

Te rogamos, te rogamos, te rogamos, óyenos.

 

(Oh, Señor; oh, Señor, te rogamos, óyenos; te rogamos, óyenos.)

 

  Monitor:      Por todos los que en el mundo

         sufren las consecuencias del pecado:

         Por los atribulados,

         por los que padecen hambre o enfermedad o violencia,

         por los emigrantes, los desterrados y los oprimidos,

         por los privados de libertad y por todos los que sufren:

         para que sientan el auxilio y el consuelo de Dios:

         Roguemos al Señor.

 

Te rogamos, óyenos. Te rogamos óyenos.

Te rogamos, te rogamos, te rogamos, óyenos.

 

 (Oh, Señor; oh, Señor, te rogamos, óyenos; te rogamos, óyenos.)

 

  Monitor:     Por todos los que estamos aquí reunidos en el Señor,

         y por los miembros de nuestra comunidad y parroquia

         que no están ahora con nosotros,

         para que Dios nos conceda perseverar en la fe

         y crecer siempre en la caridad y santidad:

         Roguemos al Señor.

 

Te rogamos, óyenos. Te rogamos óyenos.

Te rogamos, te rogamos, te rogamos, óyenos.

 

 (Oh, Señor; oh, Señor, te rogamos, óyenos.)

 

  Oficiante:    Dios único y verdadero, omnipotente y misericordioso,

tú nos has llamado a compartir tu vida

en la comunidad de las tres Personas.

Escucha, Padre nuestro, la oración de tu Iglesia,

que ora en el Espíritu Santo, en nombre de tu Hijo, Jesucristo,

Señor nuestro, que vive y reina por los siglos de los siglos.

 

Amén.

 

 

19. OFRENDA DE LOS NIÑOS  [midi]

 

Traed al Señor todo lo que queráis ofrecerle.

Llegad, al Señor, con todos vuestros ricos presentes.

Poned a sus pies el signo que mejor lo refleje,

porque es amor lo que, en verdad, se le ofrece.

 

Traed hasta aquí toda vuestra inocencia de niños.

-Vamos alegres hacia el altar-

Llevad al altar el bien, la paz, el don y el cariño.

-con nuestros presentes,-

Ponedlo a servir, partido por las manos de Cristo,

-porque son signo del compartir-

para que así, a todos llegue el prodigio.

-y unidad en la Iglesia.-

 

Traed ya, por fin, el don más grande que tiene el hombre

-También dejamos-

que en su libertad, entrega hasta su cuerpo y su sangre.

-sobre el altar el pan y el vino,-

Que, sobre el altar, el pan y el vino, Él, los transforme,

-para que sean fruto de amor-

por el amor, en puro don de salvación.

-que Dios da en oblación.-

Por el amor, en puro don de salvación.

Que Dios nos da en oblación.

 

 

20. BENDITO SEAS, POR SIEMPRE, SEÑOR  [midi]

 

  Oficiante:     Bendito seas, Señor, Dios del universo,

         por este pan, fruto de la tierra y del trabajo del hombre,

         que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos;

         él será para nosotros pan de vida.

 

Bendito seas por siempre, Señor,

Bendito seas por siempre, Señor,

Bendito seas por siempre, Señor.

 

  Oficiante:     Bendito seas, Señor, Dios del universo,

         por este vino, fruto de la vid y del trabajo del hombre,

         que recibimos de tu generosidad y ahora te presentamos;

         él será para nosotros bebida de salvación.

 

Bendito seas por siempre, Señor,

Bendito seas por siempre, Señor,

Bendito seas por siempre, Señor.

 

 

21. ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS  [midi]

 

  Oficiante:    Orad, hermanos, para que este sacrificio, mío y vuestro,

         sea agradable a Dios, Padre todopoderoso.

 

El Señor reciba de tus manos,

de tus manos este sacrificio,

para alabanza y gloria de su nombre,

para nuestro bien y el de toda su Santa Iglesia.

Para nuestro bien y el de toda su Santa Iglesia.

 

  El Oficiante (celebrante) recita la oración propia de cada misa.

 

  Oficiante:     Por la invocación de tu santo nombre,

santifica, Señor y Dios nuestro,

estos dones de nuestra docilidad,

y transfórmanos, por ellos, en ofrenda permanente.

         Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Amén, amén, amén.

 

 

22. PLEGARIA EUCARÍSTICA (PREFACIO)

 

  Oficiante:    El Señor esté con vosotros.

 

  Pueblo:       Y con tu espíritu.

 

  Oficiante:    Levantemos el corazón.

 

  Pueblo:       Lo tenemos levantado hacia el Señor.

 

  Oficiante:    Demos gracias al Señor, nuestro Dios.

 

  Pueblo:       Es justo y necesario.

 

  Oficiante:        

En verdad es justo y necesario, es nuestro deber y salvación darte gracias siempre y en todo lugar, Señor, Padre Santo, Dios todopoderoso y eterno.

 

Que con tu Hijo unigénito y el Espíritu Santo eres un solo Dios, un solo Señor; no en la singularidad de una sola Persona, sino en la Trinidad de una sola naturaleza.

 

Y lo que creemos de tu gloria, porque tú lo revelaste, lo afirmamos sin diferencia de tu Hijo, y del Espíritu Santo.

 

De modo que, al proclamar nuestra fe en la verdadera y eterna Divinidad, adoramos tres Personas distintas, de única naturaleza e iguales en su dignidad.

 

A quien alaban los ángeles y los arcángeles, querubines y serafines, que no cesan de aclamarte, diciendo a una sola voz:

 

23. SANTO DE LAS CAMPANAS (SANCTUS)  [midi]

 

Santo, Santo, Santo, Santo, Santo, Santo,

-Santo, Santo es el Señor, es el Señor. Santo, Santo-

 

Santo es el Señor, Dios del Universo.

-es el Señor, es el Señor.-

Llenos están el cielo y la tierra de tu gloria.

Hosanna en el cielo.

Bendito el que viene en nombre del Señor.

 

Hosanna, Hosanna, Hosanna, Hosanna, Hosanna, Hosanna,

-Santo, Santo. Hosanna, Hosanna, Hosanna, Hosanna,-

 

Hosanna en el cielo.

-Hosanna en el cielo.-

 

 

24. PLEGARIA EUCARÍSTICA (CANON-III)

 

  Oficiante:

Santo eres en verdad, Padre, y con razón te alaban todas tus criaturas, ya que por Jesucristo, tu Hijo, Señor nuestro, con la fuerza del Espíritu Santo, das vida y santificas todo, y congregas a tu pueblo sin cesar, para que ofrezcan en tu honor un sacrificio sin mancha desde donde sale el sol hasta el ocaso.

Por eso, Padre, te suplicamos que santifiques por el mismo Espíritu estos dones que hemos separado para ti, de manera que se conviertan en el Cuerpo y la Sangre de Jesucristo, Hijo tuyo y Señor, nuestro, que nos mandó celebrar estos misterios.

Porque él mismo la noche que iba a ser entregado, tomó pan, y dando gracias te bendijo, lo partió y lo dio a sus discípulos, diciendo:

 

         Tomad y comed todos de él,

         porque esto es mi Cuerpo,

         que será entregado por vosotros.

 

Del mismo modo, acabada la cena, tomó el cáliz, dando gracias te bendijo, y lo pasó a sus discípulos, diciendo:

 

         Tomad y bebed todos de él,

         porque éste es el cáliz de mi Sangre,

         Sangre de la alianza nueva y eterna,

         que será derramada por vosotros

         y por muchos

         para el perdón de los pecados.

 

         Haced esto en conmemoración mía.

 

 

25. ACLAMACIONES  [midi]

 

  Oficiante:     Éste es el sacramento de nuestra fe.

 

Anunciamos tu muerte,

proclamamos tu resurrección.

¡Ven, Señor Jesús!

 

Anunciamos tu muerte,

proclamamos tu resurrección.

¡Ven, Señor Jesús!

 

Cada vez que comemos de este pan

y  bebemos de este cáliz,

anunciamos tu muerte, Señor,

hasta que vuelvas, hasta que vuelvas.

Anunciamos tu muerte, Señor,

hasta que vuelvas, hasta que vuelvas.

 

Cada vez que comemos de este pan

y  bebemos de este cáliz,

anunciamos tu muerte, Señor,

hasta que vuelvas, hasta que vuelvas.

Anunciamos tu muerte, Señor,

hasta que vuelvas, hasta que vuelvas.

 

Anunciamos tu muerte,

proclamamos tu resurrección.

¡Ven, Señor Jesús!

 

Anunciamos tu muerte,

proclamamos tu resurrección.

¡Ven, Señor Jesús!

 

Por tu cruz y resurrección

nos has salvado, Señor.

 

Por tu cruz y resurrección

nos has salvado, Señor.

 

Cada vez que comemos de este pan

y  bebemos de este cáliz,

anunciamos tu muerte, Señor,

hasta que vuelvas, hasta que vuelvas.

Anunciamos tu muerte, Señor,

hasta que vuelvas, hasta que vuelvas.

 

Anunciamos tu muerte,

proclamamos tu resurrección.

¡Ven, Señor Jesús!

 

Anunciamos tu muerte,

proclamamos tu resurrección.

¡Ven, Señor Jesús!

 

Anunciamos tu muerte,

proclamamos tu resurrección.

¡Ven, Señor Jesús!

 

 

26. PLEGARIA EUCARÍSTICA (CONCLUSIÓN-III)

  Oficiante:

Así, pues, Padre, al celebrar ahora el memorial de la pasión salvadora de tu Hijo, de su admirable resurrección y ascensión al cielo, mientras esperamos su venida gloriosa, te ofrecemos, en esta acción de gracias, el sacrificio vivo y santo.

 

Dirige tu mirada sobre la ofrenda de tu Iglesia, y reconoce en ella la Víctima por cuya inmolación quisiste devolvernos tu amistad, para que, fortalecidos con el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo y llenos de su Espíritu Santo, formemos en Cristo un solo cuerpo y un solo espíritu.

 

Que él nos transforme en ofrenda permanente, para que gocemos de tu heredad junto con tus elegidos: con María, la Virgen Madre de Dios, su esposo san José, los apóstoles y los mártires, y todos los santos, por cuya intercesión confiamos obtener siempre tu ayuda.

 

Te pedimos, Padre, que esta Víctima de reconciliación traiga la paz y la salvación al mundo entero. Confirma en la fe y en la caridad a tu Iglesia, peregrina en la tierra: a tu servidor, el Papa..., a nuestro Obispo..., al orden episcopal, a los presbíteros y diáconos, y a todo el pueblo redimido por ti. Atiende los deseos y súplicas de esta familia que has congregado en tu presencia.

 

Reúne en torno a ti, Padre misericordioso, a todos tus hijos dispersos por el mundo.

 

A nuestros hermanos difuntos y a cuantos murieron en tu amistad recíbelos en tu reino, donde esperamos gozar todos juntos de la plenitud eterna de tu gloria, por Cristo, Señor nuestro, por quien concedes al mundo todos los bienes.

 

 

27. ELEVACIÓN MAYOR  [midi]

 

  Oficiante:    Por Cristo, con él y en él,

         a ti, Dios Padre omnipotente,

         en la unidad del Espíritu Santo,

         todo honor y toda gloria por los siglos de los siglos.

 

Amén, amén, amén, amén, amén, amén, amén, amén.

 

 

28. MONICIÓN AL PADRENUESTRO

 

  Oficiante:    Fieles a la recomendación del Salvador

         y siguiendo su divina enseñanza,

         nos atrevemos a decir:

 

 

29. ORACIÓN DEL SEÑOR (PATER NOSTER)  [midi]

 

Padre nuestro, que estás en el cielo,

santificado sea tu Nombre:

venga a nosotros tu reino;

hágase tu voluntad

en la tierra como en el cielo.

Danos hoy nuestro pan de cada día;

perdona nuestras ofensas

como también nosotros

perdonamos a los que nos ofenden;

no nos dejes caer, no nos dejes

caer en la tentación,

y líbranos del mal,

y líbranos del mal.

 

  Oficiante:    Líbranos de todos los males, Señor,

         y concédenos la paz en nuestros días,

         para que, ayudados por tu misericordia,

         vivamos siempre libres de pecado

         y protegidos de toda perturbación,

         mientras esperamos la gloriosa venida

         de nuestro Salvador Jesucristo.

 

Tuyo es el  reino,

tuyo el poder y la gloria,

por siempre, Señor, por siempre:

tuyo el reino, el poder y la gloria.

 

  Oficiante:    Señor Jesucristo, que dijiste a tus apóstoles:

         “la paz os dejo, mi paz os doy”,

         no tengas en cuenta nuestros pecados, sino la fe de tu Iglesia

         y, conforme a tu palabra, concédele la paz y la unidad.

         Tú que vives y reinas por los siglos de los siglos.

 

Amén.

 

 

30. SALUTACIÓN DE LA PAZ

 

  Oficiante:     La paz del Señor esté siempre con vosotros.

 

  Pueblo:        Y con tu espíritu.

 

  Oficiante:     Daos fraternalmente la paz.

 

 

31. SEÑOR, LLENA DE PAZ  [midi]

 

Señor, llena de paz mi pobre corazón.

Señor, que tu calor le dé seguridad.

Que el mundo sepa de tu presencia

por el amor que brota de mi ser.

Señor, llena de paz mi corazón.

 

 

32. CORDERO DE DIOS (AGNUS DEI)  [midi]

 

Cordero de Dios,

que quitas el pecado del mundo,

ten piedad.

Ten piedad de nosotros, ten piedad.

Cordero de Dios,

que quitas el pecado del mundo,

ten piedad, ten piedad.

Ten piedad de nosotros, ten piedad.

Cordero de Dios,

que quitas el pecado del mundo,

danos la paz, danos la paz, danos la paz.

Danos la paz, danos la paz, danos la paz.

Danos la paz.

 

 

33. ELEVACIÓN MENOR

 

  Oficiante:    Éste es el Cordero de Dios, que quita el pecado del mundo.

         Dichosos los invitados a la cena del Señor.

 

 

34. SEÑOR, NO SOY DIGNO  [midi]

 

Señor, no soy digno de que entres en mi casa,

pero una palabra tuya bastará para sanarme.

 

Señor, no soy digno de que entres en mi casa,

pero una palabra tuya bastará para sanarme.

 

Señor, no soy digno de que entres en mi casa,

pero una palabra tuya bastará para sanarme.

 

 

35. CUERPO Y SANGRE DE CRISTO  [midi]

 

Cuerpo y Sangre de Cristo: don eterno del Padre.

Cuerpo y Sangre de Cristo: luz de Espíritu Santo.

Cuerpo y Sangre de Cristo: vida plena de Iglesia.

 

Cuerpo y Sangre de Cristo: don eterno del Padre.

Cuerpo y Sangre de Cristo: luz de Espíritu Santo.

Cuerpo y Sangre de Cristo: vida plena de Iglesia.

 

Cuerpo y Sangre de Cristo: don eterno del Padre.

Cuerpo y Sangre de Cristo: luz de Espíritu Santo.

Cuerpo y Sangre de Cristo: vida plena de Iglesia.

 

 

36. CREDO NICENOCONSTANTINOPOLITANO  [midi]

 

Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.

 

Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso,

Creador del cielo y de la tierra,

de todo lo visible y lo invisible.

 

Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.

 

Creo en un solo Señor, Jesucristo,

Hijo único de Dios,

nacido del Padre antes de todos los siglos:

Dios de Dios, Luz de Luz,

Dios verdadero de Dios verdadero.

 

Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.

 

Engendrado, no creado,

de la misma naturaleza del Padre,

por quien todo fue hecho;

que por nosotros, los hombres,

y por nuestra salvación bajó del cielo,

y por obra del Espíritu Santo se encarnó

de María, la Virgen     y se hizo hombre.

 

Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.

 

Y por nuestra causa fue crucificado

en tiempos de Poncio Pilato;

padeció y fue sepultado, y resucitó.

 

Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.

 

Resucitó al tercer día, según las Escrituras,

y subió al cielo,

y está sentado a la derecha del Padre;

y de nuevo vendrá con gloria

para juzgar a vivos y muertos,

y su reino no tendrá fin.

 

Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.

 

Creo en Espíritu Santo, Señor y dador de vida,

que procede del Padre y del Hijo,

que con el Padre y el Hijo

recibe una misma adoración y gloria,

y que habló por los profetas.

 

Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.  Creo.

 

Creo en la Iglesia,

que es una, santa, católica y apostólica.

Confieso que hay un solo bautismo

para el perdón de los pecados.

Espero la resurrección   de los muertos

y la vida del mundo futuro.

 

Creo. Creo. Creo. Creo. Creo. Creo. Creo.

 

Amén. Amén. Amén. Amén. Amén. Amén.

 

 

 

37. GRANDES Y MARAVILLOSAS SON TUS OBRAS, SEÑOR   [midi]

 

  Oficiante:    Como sois hijos,

         Dios envió a vuestros corazones al Espíritu de su Hijo,

         que clama: «Abba, Padre».

 

Grandes y maravillosas son tus obras,

Señor, Dios omnipotente,

justos y verdaderos tus caminos,

¡oh Rey de los siglos!

 

Cristo, a pesar de su condición divina,

no hizo alarde de su categoría de Dios;

al contrario, se despojó de su rango

y tomó la condición de esclavo,

pasando por uno de tantos

 

Grandes y maravillosas son tus obras,

Señor, Dios omnipotente,

justos y verdaderos tus caminos,

¡oh Rey de los siglos!

 

Y así, actuando como un hombre cualquiera,

se rebajó hasta someterse incluso a la muerte,

y una muerte de cruz.

Por eso Dios lo levantó sobre todo

y le concedió el “Nombre-sobre-todo-nombre”.

 

Grandes y maravillosas son tus obras,

Señor, Dios omnipotente,

justos y verdaderos tus caminos,

¡oh Rey de los siglos!

 

De modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble

en el cielo, en la tierra, en el abismo,

y toda lengua proclame:

Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.

 

Grandes y maravillosas son tus obras,

Señor, Dios omnipotente,

justos y verdaderos tus caminos,

¡oh Rey de los siglos!

 

  Oficiante:    Oremos: …

         Señor y Dios nuestro, que la recepción de este sacramento

         y la profesión de fe en la santa y eterna Trinidad

         y en su Unidad indivisible,

         nos aprovechen para la salvación del alma y del cuerpo.

         Por Jesucristo, nuestro Señor.

 

Amén, amén.

 

 

38. SALUTACIÓN FINAL

 

  Oficiante:    El Señor esté con vosotros.

 

  Pueblo:       Y con tu espíritu.

 

 

39. AMÉN: DEMOS GRACIAS A DIOS  [midi]

 

  Oficiante:    El Señor os bendiga y os guarde.

 

  Pueblo:       Amén.

 

  Oficiante:    Haga brillar su rostro sobre vosotros y os conceda su favor.

 

  Pueblo:       Amén.

 

  Oficiante:    Vuelva su mirada a vosotros y os conceda la paz.

 

  Pueblo:       Amén.

 

  Oficiante:    Y la bendición de Dios todopoderoso,

         Padre, Hijo, y Espíritu Santo, descienda sobre vosotros.

 

Amén, amén, amén, amén.

 

  Oficiante:    Podéis ir en paz.

 

Demos gracias a Dios. Demos gracias a Dios.

A Dios, démosle gracias. Demos gracias a Dios.

 

Demos gracias a Dios. Demos gracias a Dios.

A Dios, démosle gracias. Demos gracias a Dios.

 

Ahora, Señor, según tu promesa

puedes dejar a tu siervo irse en paz.

Porque mis ojos han visto

a tu Salvador,

a quien has presentado

ante todos los pueblos:

luz para alumbrar a las naciones y gloria

de tu pueblo Israel.

 

Demos gracias a Dios. Demos gracias a Dios.

A Dios, démosle gracias. Demos gracias a Dios.

 

Demos gracias a Dios. Demos gracias a Dios.

A Dios, démosle gracias. Demos gracias a Dios.

 

Y ahora, Señor, nos dices a todos:

Id, y haced discípulos míos

a todas las gentes del mundo

para así consagrarlos

al Padre y al Hijo

y al Espíritu Santo;

enseñando a guardar todo cuanto os he mandado,

porque nunca pasará.

 

Demos gracias a Dios. Demos gracias a Dios.

A Dios, démosle gracias. Demos gracias a Dios.

 

Demos gracias a Dios. Demos gracias a Dios.

A Dios, démosle gracias. Demos gracias a Dios.

 

Orad sin cesar, vivid la unidad,

y sed mis testigos según mi mandato:

Amándoos unos a otros

tal como yo os he amado.

Convertid los corazones

y creed el Evangelio.

Sin miedo perseverad, que yo estaré con vosotros

hasta el momento final.

 

Demos gracias a Dios. Demos gracias a Dios.

A Dios, démosle gracias. Demos gracias a Dios.

 

Demos gracias a Dios. Demos gracias a Dios.

A Dios, démosle gracias. Demos gracias a Dios.

 

 

40. EL ÁNGELUS  [midi]

 

  Monitor:      María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad.

 

El ángel del Señor anunció a María.

Y concibió por obra y gracia del Espíritu Santo.

 

Dios te salve, María;

llena eres de gracia;

el Señor es contigo;

bendita tú eres

entre todas las mujeres,

y bendito es el fruto

de tu vientre, Jesús.

 

Santa María, Madre de Dios,

ruega por nosotros, pecadores,

ahora, y en la hora de nuestra muerte.

Amén. Amén.

 

He aquí la esclava del Señor.

Hágase en mí según tu palabra.

 

Dios te salve, María;

llena eres de gracia;

el Señor es contigo;

bendita tú eres

entre todas las mujeres,

y bendito es el fruto

de tu vientre, Jesús.

 

Santa María, Madre de Dios,

ruega por nosotros, pecadores,

ahora, y en la hora de nuestra muerte.

Amén. Amén.

 

Y el Verbo se hizo hombre.

Y habitó entre nosotros.

 

Dios te salve, María;

llena eres de gracia;

el Señor es contigo;

bendita tú eres

entre todas las mujeres,

y bendito es el fruto

de tu vientre, Jesús.

 

Santa María, Madre de Dios,

ruega por nosotros, pecadores,

ahora, y en la hora de nuestra muerte.

Amén. Amén.

 

Ruega por nosotros Santa Madre de Dios.

Para que seamos dignos de alcanzar

las promesas de Cristo,

las promesas de Cristo.

 

Te suplicamos, Señor,

infundas tu gracia en nuestras almas

para que los que por el anuncio del ángel

hemos conocido la Encarnación de tu Hijo,

por su Pasión y su Cruz

seamos llevados a la gloria de la resurrección.

Por Jesucristo, Nuestro Señor.

Amén.

 

 

 

***

 

Pórtico
Ubicación
Horario
Historia
Sacerdotes
Grupos

Cooperadoras de la familia

Arciprestazgo
Materiales
Revistilla
Varios
Enlaces
Pórtico
Ubicación
Horario
Historia
Sacerdotes
Grupos

Cooperadoras de la familia

Arciprestazgo
Materiales
Revistilla
Varios
Enlaces
Pórtico
Ubicación
Horario
Historia
Sacerdotes
Grupos

Cooperadoras de la familia

Arciprestazgo
Materiales
Revistilla
Varios
Enlaces
Pórtico
Ubicación
Horario
Historia
Sacerdotes
Grupos

Cooperadoras de la familia

Arciprestazgo
Materiales
Revistilla
Varios
Enlaces
Pórtico
Ubicación
Horario
Historia
Sacerdotes
Grupos

Cooperadoras de la familia

Arciprestazgo
Materiales
Revistilla
Varios
Enlaces
Pórtico
Ubicación
Horario
Historia
Sacerdotes
Grupos

Cooperadoras de la familia

Arciprestazgo
Materiales
Revistilla
Varios
Enlaces